Nabucco - Schedule, Program & Tickets

Nabucco

Guillermo García Calvo | Conductor
Günter Krämer | Producción
Petra Buchholz | Etapa
Manfred Voss | Etapa
Falk Bauer | Trajes
Manfred Voss | Luz

Leo Nucci | Nabucco
Murat Karahan | Ismaele
Roberto Tagliavini | Zaccaria
Anna Smirnova | Abigail
Ilseyar Khayrullova | Fenena

El funeral de estado de Giuseppe Verdi el 27 de febrero de 1901, exactamente un mes después de su fallecimiento, sigue siendo la mayor concentración pública en Italia de la que se tenga constancia. Las multitudes que salieron ese día a las calles de Milán, al paso de su cortejo fúnebre, cantaban el Va, pensiero, el famoso Coro de los esclavos de su primer gran éxito, Nabucco.

Fue un digno homenaje a un hombre que, por sí solo, volvió a colocar en la palestra la contribución de su país a la ópera. Para muchos italianos de aquella época, el Va, pensiero se convirtió en un himno nacional, la música que escogieron para celebrar su reunificación en un solo reino.

La proclamación del dominio de un pueblo sobre otro es el tema subyacente de Nabucco, epopeya bíblica de Verdi en la que Jerusalén es derrocado por los invasores babilonios. Pero, según el planteamiento de Verdi, la sed de independencia de los pueblos no es tan fuerte como el poder del amor.

Fenena e Ismaele, cada uno en un bando opuesto en la batalla, se dejan llevar por lo que sienten el uno por el otro: primero Ismaele salva a Fenena de una muerte segura a manos de Zaccaria, el sumo sacerdote judío, y después Fenena paga su deuda liberando a los israelitas de su prisión babilónica.

Cuando Abigaille, la vengativa hermanastra de Fenena, exige que ésta reciba el mayor castigo, su ejecución, por traición evidente, su padre, Nabucco, el rey de Babilonia, implora al dios de su enemigo que le ayude a encontrar la manera de salvar a su hija.

Estrenada el 9 de marzo de 1842 en el Teatro alla Scala de Milán, Nabucco supuso para Verdi la afirmación de algo que había estado preguntándose: que realmente podía hacer carrera como compositor. Pero para él, más que una contribución de un músico al Risorgimento, esta ópera fue una panacea vital para mitigar el dolor causado por la pérdida de su esposa y sus dos pequeños hijos. La Ópera del Estado de Viena acoge de nuevo en su escenario una obra que demuestra que el amor es más fuerte que cualquier otra cosa.
03
Sa 20:00
Ballett: Jewels