neu
Wiener
Staatsoper

Karten buchen Zurück

La Sonnambula

Datum:

Uhrzeit:

Ort:

13.01.2017, Freitag

19:30

Staatsoper, Opernring 2, 1010 Wien

Guillermo García Calvo | Conductor
Marco Arturo Marelli | Dirigido y luz
Marco Arturo Marelli | Etapa
Dagmar Niefind | Trajes

Luca Pisaroni | Conde Rodolfo
Daniela Fally | Amina
Juan Diego Flórez | Elvino

Si bien La sonámbula (título original en italiano La Sonnambula) ha deleitado al público de la Ópera del Estado de Viena en muchas ocasiones, esta famosa ópera melodramática de Vincenzo Bellini estuvo a punto de no triunfar. Tras recibir el encargo del Teatro Carcano de Milán de crear una nueva ópera, el compositor optó en un primer momento por adaptar la obra teatral Hernani de Victor Hugo. Pero, conscientes de que el estreno de esta obra en París había terminado con un gran alboroto, los censores de Milán pidieron a Bellini cambiar de decisión.

Basada en un ballet de Eugène Scribe, La sonámbula es una historia mucho más ligera que Norma, la ópera que le seguiría, pero su première el 6 de marzo de 1831 no supuso un éxito menor que el de esta última. Fuese cual fuese el medio elegido, Bellini escribió para cantantes específicos, combinando sus composiciones con los talentos de éstos para producir el virtuosismo vocal que los amantes de la ópera de la primera mitad del siglo XIX adoraban.

En La sonámbula, Amina está prometida con Elvino, pero cuando la encuentran en la cama del Conde Rodolfo, todo el mundo asume que ha sido infiel a su novio. Sin embargo, la única culpable es Lisa, la antigua amante de Elvino, quien, plenamente consciente de la inocencia de Amina, aprovecha la situación para intentar engatusar a Elvino y volver a conseguir su afecto. Sólo cuando se descubre a Amina andando sonámbula se revela cómo llegó a la habitación del Conde.

Aunque La sonámbula esté llena de coloraturas de bel canto, que encajan perfectamente con la historia, es también un ejemplo temprano de cómo los muros entre las arias y el recitativo en la ópera empezaban a derrumbarse. Sin duda, Bellini fue un compositor adelantado a su tiempo. Por desgracia, falleció pocos años después de crear La sonámbula, con tan sólo treinta y tres años. En hermoso homenaje a su música, las primeras palabras del aria de Amina Ah non credea mirarti - “Ah! non credea mirarti, sì presto estinto, o fiore” (¡Ah! No creí que tan pronto secas os vería, oh flores”) - fueron escogidas para el epitafio de Bellini.
Kategorie Preis Menge
Kategorie 1 (spezieller Preis) 312,00 € *

Nicht verfügbar

Kategorie 2 (spezieller Preis) 276,00 € *

Nicht verfügbar

Kategorie 3 (spezieller Preis) 204,00 € *

Nicht verfügbar

Kategorie 4 (spezieller Preis) 145,00 € *

Nicht verfügbar

Kategorie 5 (spezieller Preis) 114,00 € *

Nicht verfügbar

Kategorie 6 (spezieller Preis) 83,00 € *

Nicht verfügbar

Kategorie 7 (spezieller Preis) 52,00 € *

Nicht verfügbar

*Alle Preise inkl. MwSt und zzgl.

Liefer- und Versandkosten

Postzustellung nach Österreich 5,00 €
Postzustellung nach Deutschland / Schweiz 10,00 €
Postzustellung weltweit 10,00 €
Abendkasse 0,00 €
Abholung in unserem Büro in Wien 0,00 €
Zustellung in Ihr Hotel 12,00 €

Alle Preise in € und inkl. gesetzlicher Mehrwertsteuer von 20%.

Bei Lieferungen außerhalb der EU fallen keine zusätzliche Zölle oder Gebühren an.

Versandkosten
Guillermo García Calvo | Conductor
Marco Arturo Marelli | Dirigido y luz
Marco Arturo Marelli | Etapa
Dagmar Niefind | Trajes

Luca Pisaroni | Conde Rodolfo
Daniela Fally | Amina
Juan Diego Flórez | Elvino

Si bien La sonámbula (título original en italiano La Sonnambula) ha deleitado al público de la Ópera del Estado de Viena en muchas ocasiones, esta famosa ópera melodramática de Vincenzo Bellini estuvo a punto de no triunfar. Tras recibir el encargo del Teatro Carcano de Milán de crear una nueva ópera, el compositor optó en un primer momento por adaptar la obra teatral Hernani de Victor Hugo. Pero, conscientes de que el estreno de esta obra en París había terminado con un gran alboroto, los censores de Milán pidieron a Bellini cambiar de decisión.

Basada en un ballet de Eugène Scribe, La sonámbula es una historia mucho más ligera que Norma, la ópera que le seguiría, pero su première el 6 de marzo de 1831 no supuso un éxito menor que el de esta última. Fuese cual fuese el medio elegido, Bellini escribió para cantantes específicos, combinando sus composiciones con los talentos de éstos para producir el virtuosismo vocal que los amantes de la ópera de la primera mitad del siglo XIX adoraban.

En La sonámbula, Amina está prometida con Elvino, pero cuando la encuentran en la cama del Conde Rodolfo, todo el mundo asume que ha sido infiel a su novio. Sin embargo, la única culpable es Lisa, la antigua amante de Elvino, quien, plenamente consciente de la inocencia de Amina, aprovecha la situación para intentar engatusar a Elvino y volver a conseguir su afecto. Sólo cuando se descubre a Amina andando sonámbula se revela cómo llegó a la habitación del Conde.

Aunque La sonámbula esté llena de coloraturas de bel canto, que encajan perfectamente con la historia, es también un ejemplo temprano de cómo los muros entre las arias y el recitativo en la ópera empezaban a derrumbarse. Sin duda, Bellini fue un compositor adelantado a su tiempo. Por desgracia, falleció pocos años después de crear La sonámbula, con tan sólo treinta y tres años. En hermoso homenaje a su música, las primeras palabras del aria de Amina Ah non credea mirarti - “Ah! non credea mirarti, sì presto estinto, o fiore” (¡Ah! No creí que tan pronto secas os vería, oh flores”) - fueron escogidas para el epitafio de Bellini.